PAX CULTURA - en Buenos Aires, Ciudad Universitaria, pabellón 5

bienvenidos . el tiempo es nuestro . el tiempo es arte . a disfrutar transformando .

pequeña carta de bienvenida

Aldea Velatropa es un nodo experimental de desarrollo sustentable, interdiciplinario y auto gestionado por estudiantes en la UBA. (Universidad de Buenos Aires).

Proyecto de recuperación ambiental (en capital federal), donde se busca rearmar un tejido social fundado en la cooperación, en la conciencia planetaria y un renacer a través de la conexión con la tierra, los cultivos y los ciclos naturales.
Creemos de esta forma dar un aporte a esta nueva cultura de paz.

favorecemos el aprendizaje y la salud a través del juego, la experimentación y la vinculación entre pares en pos de la concreción de objetivos comunes.

...y somos todos y todos somos uno...

A C T I V I D A D E S

A C T I V I D A D E S
acercate a la Eco Aldea Velatropa

jueves, 17 de julio de 2008

Ying-yang, un sueño hecho realidad.


10 comentarios:

Kaban dijo...

:O

:O

CHICOS, HERMOSO LO QUE VEO

Poco a poco se está transformando en un jardín precioso

:O

MARAVILLADO

semilla11 dijo...

les mando buenas vibraciones
muy bueno el yin yang
un saludo muy afectuoso al humano ritmico
quien empezo a soñar con todo esto
inlakech

Anónimo dijo...

que alegria¡ visualizar sueños hechos realidad , pronto estare por alli poniendo mis manos en la tierra , compartiendo , proponiendo , si tienen ganas pasen a ver los proyectos en que estoy www.tiempodereciclarte.blogspot.com www.inspiralibiza.com
un abrazo somos uno mariapetunya
luna armonica

Anónimo dijo...

Una leyenda que se pierde en los rincones que abundan en el latido moreno de las tierras de este continente, cuenta que los dioses plantaron acá el mañana; que el mundo estaba cabal y no había Mandón ni mandado; que el sol despertaba y descansaba en las montañas que bordan las orillas de la casa grande de los hombres y mujeres de maíz; que la noche era el tiempo para el brillo de la otra luz que nacía de las pieles que, encontrándose, parían mundos enteros en todos los rincones; que la madrugada era el espacio para guardar las maravillas que ahora son manchadas con la palabra “imposible”; que entonces las sombras estaban sembradas así nomás, vestidas en veces de árbol, piedra, nube, palabra, esperando la luz que les diera vida y paso.
Y cuentan que fue dada la riqueza hecha tierra, agua, aire, vida, y que fueron dados también los Guardianes para que para todos y todas fuera, para que no muriera.
Cuentan también que, después de invadidas y conquistadas estas tierras por el dinero hecho dios y ejército, cuando el europeo Américo Vespucio dibujó el mapa del continente que llevaría su nombre, estaba pensando no en la cartografía de un mundo nuevo, sino en el mapa de un tesoro.
Y sobre el tesoro se arrojó la jauría con ropas de sotana y armadura. Se destruyó y se saqueó. La tierra, la Madre, adolorida, ordenó a sus Guardianes la resistencia y el paciente alivio, que no la cura, de la cobija de la lengua, el vestido, el canto, el baile, la cultura.
En las naguas y las trenzas de las mujeres, en los dobleces de la piel de los más mayores, en el asombro de los niños, en la digna rebeldía de sus hombres y mujeres, fueron guardados los recuerdos, pero no de lo que fue, sino de lo que será.
(...)
En el reloj de abajo sonó después la hora de la lucha, y la sangre indígena corrió por los 7 puntos cardinales. Y se llamó independencia al cambio de ropa que el dinero hacía para seguir oprimiendo tierras y gente.
Llegó después al arriba de arriba el nuevo Emperador, el capital, y con él la nueva alquimia que todo lo convierte en mercancía.
Arriba se simulaba independencia y soberanía, pero la ropa del extranjero seguía vistiendo al Mandón. El calendario de abajo cumplió el ciclo y el centenario alumbró un nuevo alzamiento. La sangre morena se reiteró, generosa, y sobre ella y por ella cayó el tirano. El final se decretó hecho monumento y los pendientes fueron tantos que el alivio fue escaso y la cura nula.
La tierra, la Madre, brindó entonces su alimento de dignidad rebelde a otros colores y, como fragmentos de un espejo roto, la lucha tomó desde entonces la ropa del obrero, del campesino, del empleado, del otro amor, de la juventud, de la mujer, de la sabiduría que no se vende por comodidad o moda.
La resistencia floreció, florece. (fragmento de LAS ROPAS NUEVAS DE LOS VIEJOS -CONQUISTADORES" Subcomandate MArcos octubre 2007)

Marina dijo...

Me gusta lo que veo. Me gusta tanto verde.
Voy a ir pasando para ver como sigue esta huerta (tengo otra pequeñita en mi casa).
Un saludo para todos.
Marina

kaban dijo...

actualicen loco

Anónimo dijo...

Hola, mi nombre es Gretel y soy estudiante de la facu de psico de UBA. Estamos haciendo un tp que consiste en acercarnos a alguna institucion de interes y ver su funcionamiento y nos interesamos mucho por ustedes,
Por favor, si pueden mandarme un mail para ver si esto es posible,
gretel_m@hotmail.com

Gracias!!! Y suerteee!

el fedread dijo...

la verdad muy copado todo lo q hicieron y hacen.

hace bastante q n oando x ciudad y mas x ahi..

sigan así!!

Anónimo dijo...

Buenassss.. lei en articulo q hay en la rolling sobre su aldea, estoy con mi mochila por bayres solo, y me entere de ustedes , me aguantan ahi? recorri toda argentina y ya me qdan los pocos lugares de la prov de bs as...
gracias,
se puede llevar marihuana?
buenas vibraciones para los aldeanos!

* MiS * dijo...

Y yo me veo en uds...



por




acá






también






esas












cosas













SaluTTT!